Sus rosales no volverán a sufrir el ataque de los pulgones: ¡he aquí la solución natural!

Los pulgones son los verdaderos enemigos de las plantas. Estos insectos atacan a las plantas de jardín, en particular a las hermosas rosas, alimentándose de la savia. No es cuestión de hacer sufrir a sus rosas, por lo que es esencial anticiparse a los ataques de pulgones adoptando estas técnicas.

Nunca más tus rosas sufrirán los ataques de los pulgones: todo lo que debes saber

Por supuesto, la mejor solución es la prevención. Adoptando estas medidas, las plantas pueden esquivar fácilmente los ataques y evitar sufrir una invasión masiva. He aquí algunos consejos a tener en cuenta:

  1. Lo ideal es cultivar rosales mucho más resistentes que otros. Acuda a un vivero para que le ayuden a elegir la variedad adecuada.
  2. Cuida tus rosales podándolos con regularidad y retirando las hojas muertas en cuanto aparezcan. Lo mismo ocurre con las flores marchitas. Asegúrate también de regarlas en el momento adecuado. Un cuidado meticuloso hará que tus rosales sean más resistentes.
  3. Para evitar los pulgones en la medida de lo posible, no utilices nunca abonos ricos en nitrógeno, como los posos de café. En su lugar, utiliza un abono orgánico o de liberación lenta.

Despídete de los pulgones: ¡estas son las soluciones naturales que debes utilizar!

¿Los pulgones siguen atacando tus rosales? Aquí tienes algunos consejos naturales para frustrar los ataques de pulgones:

  • Si los pulgones atacan tus rosas, es hora de atacarlos también a ellos. Por eso debes introducir depredadores naturales como mariquitas, moscas planeadoras y crisopas. Éstos se «comerán» a los pulgones. Así reducirás considerablemente las posibilidades de que estas plagas te invadan.
  • Utiliza una solución insecticida natural hecha con una cucharada de jabón negro y un litro de agua. Pasa la mezcla a un pulverizador y rocíala directamente sobre los pulgones. Repite la operación cada dos días hasta eliminar por completo los insectos.
  • Si hay insectos devoradores de pulgones, las plantas no se quedan atrás. La cebolla, el ajo, la albahaca y la menta son alternativas naturales para mantener a los pulgones alejados de tus plantas.
    -Si las soluciones naturales no son lo bastante potentes, recurra a los compuestos químicos, que deben utilizarse con cuidado.